jueves, 6 de octubre de 2011

Dos meses, y vuelta a putear

Tras dos meses y medio sin escribir, aquí vuelvo. Han pasado muchas cosas. Algunas aún no han prescrito. Pero todos, excepto yo, seguramente, hemos madurado. O al menos eso creemos. O al menos eso esperamos.
La verdad, ¿que cojones? Realmente da igual madurar o no. Seguimos siendo unos críos todos en el fondo. No hay más que ver nuestras decisiones: Elegir políticos. Si eso no es tropezar mil veces con la misma piedra como lo hacen los críos, entonces, yo no he probado el alcohol en la vida. Seguimos emperrados en elegir representantes que no nos representan, en elegir dictadores disfrazados de demócratas, que ya nos han demostrado que no hacen otra cosa que ponerse las botas a nuestra costa.
Hace poco Grecia se ha levantado... Bueno, ha empezado a levantarse... Manda huevos, la verdad... tres años y medio sumidos en la miseria con unos políticos corruptos, y AHORA empiezan a levantarse y salir a la calle. Y reitero EMPIEZAN.
La pregunta es: ¿cuánto se tardará aquí, y en cualquier otra parte del mundo en empezar a hacer lo mismo? La verdad, yo creo que en Grecia, se levantan porque son descendientes de los espartanos de la peli de 300... Porque se están levantando sin sangre en las venas, que ya se la han arrancado toda. Llegamos a tener que levantarnos aquí, y lo tenemos jodido, porque lo primero sería abrir la tapa del ataúd: Antes de echarnos a la calle por lo que nos putean, ya nos hemos muerto de viejos.
Personalmente estoy preocupado. Los políticos están haciendo lo que les da la gana, porque están dejando de temer al pueblo... Antes de la era en la que vivimos, los representantes temían al pueblo, porque sabían que una mala decisión podía llevarles ante la dama de hierro, madame guillotina... Y rodarían sus cabezas. Hoy en día te mienten a la cara, cada vez con más descaro, como si de un concurso se tratara, y en el fondo, no te dejan hacer nada para evitar sus acciones. Si mañana el presidente del gobierno, o después de las elecciones el futuro presidente del gobierno dijera que van a adoptar una nueva medida para matar a todos los niños nacidos en los últimos tres meses... Dudo que hubiera ninguna forma de revocar esa decisión de una manera que ellos consideren "justa y legal".
Pero no os preocupéis... podéis estar tranquilos... Ya han puteado tanto, de tantas maneras distintas, que se les deben estar acabando las ideas. Esperemos que se acaben pronto, y dejen de joder todo lo que tocan, como un borracho en una discoteca.
Y en fin... Que os voy a contar. Todos sabemos la verdad. Y por eso yo bebo, para evadirla.
A ver si jodemos un poquito más, tanto sexualmente como en cualquier tema...

jueves, 21 de julio de 2011

Tanto capullo suelto por ahí políticamente incorrecto

¿Porqué... hay... tanto capullo... en política?
Yo no tengo ni idea(o tal vez sí) de porqué hay metido en política tanto capullo que realmente no pinta nada. Puede que sea por corrupción, aunque... cuesta de creer que políticos tan bien vestidos como Camps, o gente como Rajoy que se sube a barcos con "buenas compañías" que tienen "remedios nasales para resfriados". La verdad es que me cuestiono de sobremanera cómo puede aguantar tanta gente ahí arriba. Puede que sea por sus amigos los bancos, que prestan un gran apoyo social(y económico, aunque solo a los bolsillos de los más ricos), o puede que sea porque cuando uno está arriba no se preocupa de los de abajo.
La verdad, lo que más me preocupa, es que prácticamente el mundo entero se esté yendo al garete gracias a cosas tan simples como... no modificar las leyes ni endurecerlas, porque somos el país con el sistema penal más ridículo del mundo, y eso nos convierte en un imán para los delincuentes... o que cada dos por tres se ejecuten hipotecas de desahucios a familias trabajadoras porque un banquero de altos cargos quiere quedarse con un piso nuevo... o tal vez que la pandilla de ratas carroñeras que gobiernan echen de política a los únicos que tienen pelotas de decir que hay que moderarse porque se avecina una crisis(véase el caso de Pedro Solbes).
Está claro que los políticos solo quieren ganarse el voto... ¿Y eso conlleva arruinarnos? Yo creo que ahora mismo se está jugando al ping-pong con España como pelota. Éste año gobiernas tu, luego me lo pasas, luego te lo vuelvo a pasar... Y si la cosa se va a la mierda, no importa. Seguimos aquí y empezamos de nuevo.
Desde luego... necesitamos endurecer penas... necesitamos voces que digan: "la política es una mierda, y queremos éstos cambios". Necesitamos gente que gobierne como no se ha hecho hasta ahora... Bien.
En fin... Para que aburriros. Estas palabras puede que mueran ahogadas por el olvido o porque algún político o banquero ha presionado para que no se den a conocer...
Pero si no son éstas, escuchad otras parecidas que tal vez vayan a acabar en el mismo destino... Porque si las leéis atentamente... Enunciarán la verdad.
Salid a la calle y recordad a nuestra vieja amiga la dama de hierro procedente de francia... La que os dice que tienen que rodar las cabezas de los que no os representan y os oprimen.
Buenas noches, buena suerte, y mejores cambios.

viernes, 20 de mayo de 2011

Manifestantes de los derechos primermundistas, y otros animales de bellota

Si hay algo que de verdad me impresione, es como una simple idea revolucionaria social puede ser utilizada como excusa para muchas cosas... Bueno, eso diría, pero me impresiona aún más como mucha gente habla de esa idea sin saber ni qué significa, ni qué propósito tiene, ni siquiera si es aún factible... Es acojonante como toooooda la mierda que sale de la boca de la gente sin ton ni son, es aceptada socialmente sin reservas... Los crios la utilizan como excusa para hacer pellas en clase, los mayores para expresar su inconformismo social, los ancianos para quejarse por... Bueno, por quejarse.
Cada vez que se monta una manifestación, siempre vemos en primera línea a los cuatro de siempre: la oposición al gobierno, los jóvenes inconformistas(si, esos, los que fuman porros en las esquinas de los patios de institutos), los ancianos que se aburren en sus casas, y los típicos inconformistas rebeldes sin causa... Para que luego digan que la libertad está en buenas manos...
A mi me parece que hay demasiada gente que habla sin saber... Tenemos más de tres cuartas partes del mundo muriéndose de hambre, y al resto de la gente del primer mundo solo se les ocurre salir a la calle a protestar porque, a pesar de poder ir bien vestidos, de no pasar hambre nunca, de poder levantarse cada mañana de una cama mullida y limpia, y de tener un montón de lujos innecesarios... Sienten que su calidad de vida es malísima, gracias a los políticos, economistas, y representantes que tenemos... Y que quieren algo mejor, porque no están satisfechos... Ya puestos a pedir, yo le pido a Dios que me dé un Ferrari, la inmortalidad, y un poder psíquico para desenrollar los malditos cables de los auriculares que siempre se me enredan en los bolsillos... Y le pido todo ésto, porque considero que mi vida es malísima con todo lo poco que tengo, nos ha jodido.
Si todos los que se quejan gastaran la mitad de energías en reparar las cosas en vez de en quejarse y pedir que lo hagan otros, seguro que este mundo tendría muy pocos problemas... Pero claro está, no podemos permitir que los más acomodados se ensucien las manos con ayudar al menos favorecido cuando ellos mismos se sienten fatal porque no pueden pagar su chalet porque les han bajado el 5% del sueldo, debido a una medida que se ha tomado para paliar una crisis mundial...
En definitiva... El mundo está cada día peor, causa cada vez más desastres, y algún capullo de la prensa rosa sigue por ahí, acosando a algún o alguna pobre infeliz, por el mero hecho de que éste o ésta ha vendido su vida a la prensa a cambio de una cantidad indecente de dinero... Y eso también es motivo de queja.
Pensad en todo lo que digo, o mejor dadle un buen trago a una botella de alcohol. Lo que más cómodo os resulte.
Buenas noches.

sábado, 16 de abril de 2011

Primavera

Buenos días, mundo. Hoy, doscientos años atrás, seguramente... Habría pasado algo, pero no creo que ninguno se acuerde. Es más, es probable que ni recordemos con quien nos fuimos hace medio año de fiesta. Y no hablo de las fiestas de mierda que todo el mundo conoce y "ama" refiriéndose a un par de cervezas en una noche, con cuatro personas, hablando de gilipolleces, y de los típicos personajillos de mierda reunidos alrededor de una mesa... ¿Porqué todo el mundo se conforma con eso?
El caos es que es primavera, las flores se muestran en todo su esplendor, los pajarillos empiezan a cantar, y unas arcadas indescriptibles me suben por la garganta mientras me cruzo con las típicas parejillas de mierda estos días que no saben vivir el uno sin el otro, pero que eventualmente cortarán, se tirarán de todo el uno al otro, desearán no verse, y destrozarán todo lo bueno que encuentren entre ellos... Es el amor de la primavera, que hace que los cerebros se reblandezcan, y parezca que todo el mundo tiene una erección fláccida: Demasiado cariñosos como para no querer a nadie, pero demasiado pegajosos como para tirarse a alguien en condiciones. A veces pienso que incluso el hermafroditismo sería un acierto de la naturaleza, aunque eso conllevara la pérdida de probablemente la única cosa que merezca la pena en la humanidad.
Ya sabéis... Sed buenos, cautos, responsables... Y no hagáis que os detengan más de lo debido. Buenas tardes.

viernes, 4 de febrero de 2011

Al infierno con el mundo

La gente se pregunta: ¿Que coño estoy haciendo en este mundo?¿Y ahora qué? Bueno, pues ni yo tengo la respuesta, ni está en el fondo de una botella. Pero no creo que ese sea motivo para dejar de buscar.
Sinceramente, a menudo me pregunto si realmente estamos aquí por casualidad, por capricho de la naturaleza, o porque como el mayor best-seller de la historia nos cuenta, a alguien se le ocurrió la magnífica idea de echar a perder un planeta poblándolo de una raza autodestructiva, misantrópica, cruel, y adicta al porno barato y sudoroso.
Yo por mi parte prefiero dejar de buscar el porqué, pero no deja de picarme la curiosidad. Miles de millones de generaciones de evolución para descubrir que nos pasamos la vida ante una pantalla, con una mano en la entrepierna, y una cerveza en la otra. Sinceramente, yo ya dudo de que la naturaleza sea sabia. Si lo fuera, a algunos no les habría dado boca, y a otros tal vez no les hubiera llegado ni a dejar nacer.
En cualquier caso, no puedo decir mucho. Hoy en día todo lo que hemos descubierto, te acaba matando lentamente. Pero en sí misma, la vida te matará, así que, ¿que cojones hace el universo entero quejándose de los pequeños vicios que hacen el día a día más ameno y soportable?
Demasiadas cosas en las que pensar, y demasiada cafeína en vena como para utilizar la cabeza. Creo que me daré una ducha, me despejaré, tomaré algo sano, pondré un par de asuntos en orden... O tal vez antes de todo eso, exactamente ahora mismo me canse de pensar en esas cosas y me haga una paja y me vaya a dormir.
Lo que sea. Poca cosa en el día a día que lo cambie de los demás, y mucho azufre en el aire, signo de que el mundo se va al infierno... Bueno, el lado bueno es no tendremos que esperar una vida entera para ir allí.
Buenas noches, que tengáis dulces sueños, buena suerte, y a tomar por culo un rato, hasta que todo ésto se inunde de océanos de fuego, sangre, y algunos capullos vestidos de rojo con tridentes.

sábado, 15 de enero de 2011

Nuevo año

Buenos días, mundo. Desde la tierra que no para de girar, y donde los malos momentos, ausentes por desgracia de vello púbico, se hacen cada vez mayores, invito a todo el mundo a que se baje los pantalones, se tumbe en el sofá, y se eche una tarde de cervezas viendo los jodidos dibujitos animados, y desperdiciando un día precioso, en el que no se podría hacer nada productivo, como el resto de días.
Ha empezado un nuevo año hará un par de semanas, y por desgracia, como suelen decir, el pasado siempre vuelve. Y ojalá volviera convertido en una hermosa fémina, cuyo simple recuerdo me diera ganas de tocarme entre las piernas, pero no es así. Viene enlatado en una jodida lata de conservas oxidada con el símbolo de los tres círculos de radiactividad.
Y probablemente, la gente se lo merece. Yo, por mi parte, no considero que haya nada que nos diferencie de nuestros antepasados, excepto el hecho de vivir en cuevas como monos, y no tener bronceado de pantalla de ordenador.
La gente ya, ni sale, ni queda, ni disfruta, ni pasa tardes agradables. Tan sólo se dedica a ver un más que instructivo porno en la red, escuchando los mismos cinco putos discos ya rayados de tantas veces que se han puesto, y durmiendo sin mona. No me extraña que la gente diga que el mundo esté hecho una mierda. Nadie lo mira a través del fondo de una botella, ni hacen tampoco nada por solucionarlo. La vida de hoy está más muerta que la carrera de Arnold Schwarzenegger.
Y para que seguir... De lo único que me apetece seguir ahora mismo es sudar bourbon, y oler un poco a vagina.
¡Y ahora a tomar por culo todos! Buenas noches.

martes, 21 de diciembre de 2010

Sociedad actual

Buenas noches, mundo. Para el resto del mundo es una noche apacible, tranquila, relajada, en la que descansar de las pequeñas grandes putadas del día a día... Y para mí otra noche con insomnio. Supongo que es como dormir borracho. Aún con todo en calma, siempre hay algo jodiéndose.
Últimamente la gente anda muy ocupada farfullando no se qué cosas de censurar internet, las películas, los vídeos, y de que por eso los censuradores se parecen a los de telecinco, o algo así... ¿Que será lo próximo, censurar el porno? Por favor, estamos a dos centímetros de rozar un paso de la estupidez que no tiene vuelta atrás. O tal vez ya lo alcanzamos, vista la mierda de telebasura que echan hoy en día.
En fin, supongo que debería preocuparme. Si sale adelante, y las cosas se vuelven peores, puede que me consideren un Michael Moore en potencia, me traten de censar a mí también, decida tocarles los cojones sacando un libro, y acabe haciéndome rico por ello... Sería toda una ironía, ¿verdad? Sería algo poco racional, pero... ¿Hay algo así que no funcione hoy en día?
Para qué decir nada... Tenemos medio mundo muriéndose de hambre, y el otro medio muriéndose de asco. Y la mayoría de la gente se preocupa más por ver la última cagada de James Cameron, que por otras cosas... Sinceramente, a mí me parece que hay que tomar muchas drogas, y muy, pero que muy duras, para que te quejes de que quiten de internet una película en la que alguien se va a otro planeta, se convierte en un bicho azul, y monta en dragones... Joder, eso antes se hacía tomando las drogas antes mencionadas, o teniendo el mono...
No digo que esté bien quitar películas, censurar internet, y prácticamente capar la cultura social, pero hoy en día se llama cultura social a cualquier cosa. Incluso un botellón de quinceañeros, ya es casi "cultura social" para los guiris. ¿Que será lo próximo?¿Retomar las orgías romanas?¿Retomar la castidad?¿Retomar la castidad hasta que llegue una orgía romana? El mundo se vuelve gilipollas a cada segundo que pasa...
En fin... Divago demasiado. Simplemente me apetece dejar que todo ocurra, y acabe en una feliz masacre mientras me emborracho, me pongo cómodo, y trato de mear alguna sustancia rosa...
Si queréis haceros un favor... Bebed. Todos acabaremos muertos tarde o temprano, así que qué más da el motivo o la edad...
Buenas noches. No me esperéis despiertos. O sobrios, en todo caso.